BoliviaBolivia
Detalle
ISBN 978-9917-9917-0-0

El Enroque: Bolivia - Brasil - Chile

Autor:Molina Osio, Gonzalo - Bolivia
Editorial:FUNDACION RAMA
Materia Dewey:Ciencias sociales
Clasificación Thema:J - Sociedad y ciencias sociales
Público objetivo:General
Publicado:2022-09-20
Número de edición:1
Número de páginas:162
Tamaño:13x19cm.
Precio:Bs 25
Encuadernación:Tapa blanda o bolsillo
Soporte:Impreso
Idioma:Español
Disponibilidad:Disponible
Estatus en el Catálogo:Próxima aparición

Reseña

Introduccion
El titulo del libro BOLIVIA – BRASIL - CHILE, continua con la palabra ENROQUE, que pudiera confundir la obra con un texto de ajedrez cuando, en realidad, inspirados en esa clásica jugada, utilizamos una figura diplomática semejante al movimiento de fichas, en el que ninguno pierde, al contrario, todos ganan.
Se trata de explicar la revisión de nuestras fronteras con Brasil, con la intensión de recuperar un territorio capaz de ser negociado diplomáticamente y cambiado –enrocado– con otro territorio en la costa del Pacífico chileno y, en segunda instancia, compartir un espacio de manera soberana con Brasil, asegurando la construcción de un puerto y la modernización de las vías de transporte existentes en el Tratado de 1904 entre Bolivia y Chile. Considerando que Bolivia tiene el derecho de plantear la devolución de un espacio situado en la zona de su antiguo territorio, cedido a Brasil por la fuerza en la Guerra del Acre.
Debemos ser claros al afirmar que el trabajo, o mejor, la propuesta, fue presentada para su conocimiento al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia el 16 de diciembre de 2014 y reiterada en cada cambio de ministros hasta el 05 de Octubre de 2018 con el formalismo de solicitar autorización para su publicación. Lo ideal habría sido dar inicio al programa con un pequeño grupo de expertos funcionarios, pulsando alternativas diplomáticas con Brasil y Chile antes de continuar las siguientes etapas: la acción social, la formación de comisiones mixtas entre países y la propuesta formal de revisión de los límites fronterizos Bolivia - Brasil con la solicitud de un territorio en consulta con Chile, apto para ejecutar “EL ENROQUE”
Si bien las negociaciones con Brasil y Chile son el objetivo principal de esta propuesta, manifestamos también en el desarrollo del libro otras inquietudes que merecen la atención de autoridades del país. Sea o no positiva la realización del ENROQUE, es necesario reordenar el planteamiento de una revisión diplomática consensuada de la frontera Bolivia - Brasil.
El desarrollo del trabajo plantea argumentos y causas por las cuales Brasil extendió su territorio de manera informal y por la fuerza. Los antecedentes y cambios estructurales de orden legal en la región del Acre comienzan con la firma del Tratado de Tordesillas (1494), pasan luego por el Tratado de Madrid (1750), el Tratado de Ayacucho (1868), el Tratado de Petropolis (1903) y los Tratados de Robore (1958).
No solo que todos desfavorecen a Bolivia, sino que Brasil, actualmente, continúa ocupando espacios de territorio boliviano como en el caso de las dragas procesadoras de oro, incursiones al Mutún, la Gaiba de piedras preciosas, explotación de maderas o el derecho de propiedad en islas fluviales sin acuerdos limítrofes consensuados. Muchas incursiones, no son mencionadas en este trabajo. En el transcurso de alguna búsqueda, quedamos impresionados con la actitud de los presidentes José Sarney y Color de Mello que, a mediados de 2011, presentaron un proyecto de Ley denominado “Sigilo eterno de archivos oficiales” con el objeto de ocultar actitudes reñidas con la ética y la moral que habrían sucedido durante la expansión de su territorio a países vecinos.
El libro aborda, además, el tema del corredor interoceánico, sin mencionar que para Bolivia solo es interesante la zona que comienza en el límite con Brasil: Puerto Suarez de Bolivia, Curumba de Brasil y termina en tres puntos fronterizos al oeste del país: Charaña y Pisiga, que continúan a Chile, y Desaguadero a Perú. Los trazos de las carreteras y las vías férreas están definidos en la mayor parte, aun haciendo constancia de que deben ser modernizadas y ampliadas a trenes de mayor o alta velocidad junto a autopistas aptas para el traslado de carga pesada y constante.
El capítulo del corredor interoceánico no debe venir solamente adherido al proyecto del ENROQUE que, finalmente, incursiona conscientemente en un campo en el cual lo único cierto es el margen de incertidumbre. Se resuelva o no esta propuesta, el corredor interoceánico significa el desarrollo integral de Bolivia, dado que unirá la parte oriental con la occidental del país, capaz de sobrepasar diferencias étnicas y discrepancias entre los habitantes de ambas regiones, será también la solución al desempleo por muchos años de abundancia de mano de obra y ocupación permanente que convertirá al país en prestador de servicios para el acarreo de carga, hotelería, talleres de mantenimiento, turismo, transporte local, comercio, ciudadelas en las estaciones y otros. Se debe asumir, además, la tributación sobre plataformas de exportaciones nacionales y extranjeras.
En otro aspecto, nos sentimos reconfortados con la amplia bibliografía chilena que aspira a lograr buenas relaciones con países vecinos, entre ellos Bolivia. Hemos planteado de principio la compensación en la extensión de su territorio y el cumplimiento al Tratado de 1904. Finalmente, en caso de logar el objetivo principal, es necesario hablar de soberanía con Brasil, de la construcción de un puerto útil y del mejoramiento de los corredores.
La posibilidad está abierta si se trabaja con un modelo de “soberanía compartida” (Orias,1998, pg. 70), en una parte del enclave. De esta manera Brasil será también ganador junto a Bolivia y Chile y el proyecto “EL ENROQUE”, tendrá más alternativas de ser viable.

Contáctenos:

Calle Capitan Ravelo 2116 / Tel. (591-2) 2113264